El martes pasado dimos inicio a nuestro primer taller de Bullet Journal, en la mismísima casa de don Diógenes. Estábamos medio nerviosas esperando a nuestras primeras alumnas con tecito y estufa prendía, porque pucha que hacía frío, pero no hicieron falta ni dos minutos desde que llegaron y ya estábamos conversando de lo lindo como si nos conociéramos de siempre. La vida está llena de encuentros bacanes 💕.


Cuadernos y granola, los intercambios que hicimos 🍯

7.15 PM y después de la primera taza de te, empezamos nuestra primera sesión. Partimos por explicar las distintas fases de la confección de un cuaderno como este y el orden en que trabajaríamos. En esta primera parte, el objetivo fue dar forma al cuadernillo, hicimos el plisado de hojas, armamos los cuadernillos que lo componen, cosimos y lo dejamos listo para ir a la prensa, donde estarían hasta el sábado siguiente, cuando lo sacaríamos para la segunda parte. Para finalizar esta primera jornada, pasamos a la parte del bordado de la tapa: aquí cada alumna calcó sobre su tela el diseño que quiso y después de aprender 4 puntos básicos para poder completarlo, se fue para la casita con los hilos de colores necesarios para bordarlo y traerlo listo el sábado, a la segunda parte del taller.

En esta ocasión compartimos con Bárbara y Marión, quien vino diciendo que era nula para las manualidades y llegó el sábado con un bordado más bonito que la no sé qué. 


Mire Marión, para que vea Ud. de lo que es capaz, le dijimos nosotras.


En cambio Bárbara se declaró fanática del bordado y vaya que lo demostró 😍.

El sábado, bien mañaneras comenzamos de nuevo y en compañía de la Fran, la hija de Bárbara que vino a acompañar a su mami. Partimos por sacar los cuadernillos de la prensa y hacerle todas las terminaciones necesarias. Después, hicimos la tapa. Con sus bordados listos, las niñas forraron sus cartones y dieron forma a la tapa que luego unieron con el cuadernillo listo. Finalmente, pegamos el sobre y voilá, dos profesoras listas para empezar su segundo semestre.


Chicas, nos llenan de orgullo. Gracias por compartir con nosotras, por la buena onda, las conversaciones y las risas. Obviamente, gracias también por la granola, que no les quepa duda que la disfrutaremos. Que tengan un segundo semestre a todo cachete!

29 julio, 2019 — Claudia Aspée

Deja un comentario